El alma que ha visto, lo mejor posible, las esencias y la verdad, deberá constituir un hombre, que se consagrará a la sabiduría, a la belleza, a las musas y al amor. Platón, Fedro o de la belleza.
Perhaps he knew, as I did not, that the Earth was made round so that we would not see too far down the road. Isak Dinesen
Sólo vemos lo que miramos. Mirar es elegir. John Berger
Y cogeré hasta el final de los tiempos, las plateadas manzanas de la Luna, las doradas manzanas del Sol. William Butler Yeats

martes, 1 de noviembre de 2016

¿Qué fue de Jeremiah Johnson?




Hubo un tiempo pretérito en el que los hombres vestían calzones largos de lana y gorros de piel de zorro. Gastaban en el mejor de los casos una pastilla de jabón en toda su vida que acompañaban con un baño y un buen rociado de perfume barato. La barba solía cubrir su rostro toda la temporada de caza-ya se sabe que el pelo es un elemento agradecido en las noches de bajo cero-solían dormir en ocasiones al raso y si la suerte o las circunstancias les favorecían podían pegar la oreja dentro de una tienda de campaña, eso sí provistos de todo el ropaje y un buen rifle en sus adentros.
Siempre me gustó la historia de Jeremiah Johnson, un trampero que abandona la vida de las ciudades para lanzarse en solitario a su propia supervivencia, a un continuo monólogo diario entre el ser y el medio que te rodea. La caza de osos, castores o cualquier animal de sangre caliente podía formar parte del menú, la dieta por entonces era de lo más básica y sencilla. 
Jeremiah no fue un personaje de ficción. El excelente director de cine, Sidney Pollack, plasmó en la pantalla una de las historias más bellas de la relación entre el Hombre y la Naturaleza y para ello se valió de un personaje real conocido como mountain man, un tal John Johnson (1824-1900) y apodado Liver-Eating (El comehígados), esperemos que de animales...la acción transcurre durante la Guerra de Intervención estadounidense en México durante los años 1846-1848, años de revoluciones burguesas en la Europa Occidental y de múltiples acontecimientos. Esta guerra comenzó por las pretensiones expansionistas de los Estados Unidos para la creación del Estado de Texas, por entones territorio mexicano. Como toda guerra tuvo sus vencedores y vencidos, ya lo dijo el General Ulysses S. Grant (...) No creo que haya habido una guerra más injusta como la que Estados Unidos le hizo a México, era seguir el mal ejemplo de las monarquías europeas.

Noticias de guerra de México (1848)
Jeremiah decide huir, salir del mapa, confiar su suerte al destino más inmediato sin más recursos que un caballo, un rifle y una sartén. En su camino hacia la inmensidad del bosque se topa con otro cazador, un viajo trampero apodado Garra de Oso que le ayuda a sobrevivir a su primer invierno.
En esta magnífica narración el silencio cobra protagonismo y me atrevo a decir que Pollack consigue hacer de todos nosotros pequeños Jeremiah, bien porque quizás alguna vez soñaste en convertirte en un tipo resolutivo con el medio, en no sentir miedo a la oscuridad más profunda o ser capaz de "vivir" en la más completa y absoluta de las soledades (todo por un breve espacio de tiempo), no vayamos a caer en el "asilvestramiento" del que luego, creo, ya no regresas.

Jeremiah con Garra de Oso

Jeremiah vive los tiempos de la caza en América, donde la Fur American Company controla el mercado de las  pieles y en donde los Indios comienzan a estar más que hartos del hombre blanco. Ha de luchar contra los suyos, contra los indios Crow y hasta consigo mismo. El relato es un magnífico discurso visual, una llamada a los sentidos, un cuento para recordar. 




Fue rodada en 1972 (un buen año) bajo el género del western y protagonizada por Robert Redford, actor fetiche de Pollack. La pieza musical central fue compuesta por John Rubinstein en un claro acercamiento a la obra de Aaron Copland como precursor de Suites en la Norteamérica de la primera mitad del siglo XX. Piezas como Red Pony, Appalachian Spring Suite, Corral Nocturne responden a ese espíritu americano de la época.
¿Adónde se dirige Jeremiah cada invierno?, imagino que su alma y su espíritu vagan por los bosques de las Montañas Rocosas, sin rumbo.



Original Soundtrack by John Rubinstein (1972)